Páginas

sábado, 21 de junio de 2014

TREND: BIRKENSTOCK



Hay varias razones de porqué elegir un par de zapatos, aveces lo hacemos por Moda, otras por que nos fascino su color o forma o textura, y otras porque simplemente son lo más cómodo que hay.
En este último punto podríamos decir que se han puesto de moda varias este último tiempo, si al comienzo fueron las botas UGG que dicen que a pesar no ser agradables a la vista al poner tu pie dentro de unas no te las quieres sacar más (por eso no las he probado)
Después se fueron masificando los CROCS que al ser una sandalia de goma, liviana, que protegía bien el pie fue agarrando muchos adeptos, era cosa de mirar al suelo cuando ibas a cualquier lado y no faltaban que por ahí se aparecieran unos cuantos. (provocando que muchos ojos sangren u.u)
Hoy en día los BIRKENSTOCK vuelven tras un par de décadas a flote, de estás últimas me atrevo a hablar porque de las otras dos mencionadas anteriormente nunca las he utilizado. Debo reconocer que las Birkenstock las utilicé cuando seguramente estaban de moda durante la década noventera, a mis 7-8 años (quizás menos), recuerdo que las mías eran azul marino y que por más que mi mamá se empecinara en que las utilizara no recuerdo haberlas convertido en mis favoritas. 
Por tres razones:
- Las encontraba increíblemente toscas.
- De la comodidad nada, mi pie sufría metido ahí dentro.
- Para nada femeninas
Por eso hoy llama mi atención que todas las bloggers del otro lado del hemisferio estén llenando de flores a este tipo de sandalias. En momentos como este es donde me cuestiono cuanto influye la moda (publicidad) dentro de nosotros. Falta que un par de "it girls" utilicen este tipo de zapatos y una tropa sale corriendo a comprarlas. 
No tengo nada en contra de quienes las utilicen, sin embargo me encantaría saber si es porque las encuentran bellas o si es porque son cómodas, o finalmente porque con tal de seguir una moda son capaces de utilizar lo que venga.



 Incluso marcas como CÉLINE, han apostado por incluir esta tendencia en la Moda de los Ugly Shoes con su modelo intervenido de Birkenstock llamados Birkin´s, que a pesar de ser Céline, tener un acolchado de plumas no dejan de ser notoriamente feos. Realmente no comprendo el concepto de esta pieza, ya que por más comodidad que le alaben pienso que existen muchos otros zapatos que son cómodos y no son feos.
Creo que en estos casos prevalece el concepto de marketing más que cualquier otra cosa. Es así mismo como me tienen en estos momentos redactando un articulo sobre este tipo de zapatos o no? ajaja.
En fín hay gustos para todos en este mundo, y quienes prefieran este tipo de zapatos sean felices igual que quienes no los preferimos. 


¿Que opinan? ¿Se declaran Ugly Shoes Lovers? o son de las que lo piensan dos veces?

Que tengan un buen fin de semana. Cariños!

Pueden seguirme en:

5 comentarios:

  1. Jamas he tenido unas!! Me han dicho eso si que son comodisimas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pucha si yo también he escuchado eso, pero te juro que las mías eran súper incomodas, o quizás mi pie es distinto :p
      saludos

      Eliminar
  2. Las crocks las encuentro del terror, pero estas de verdad que las encuentro lindas. No tengo aún de estas pero feliz me las compraría si las veo por ahí.
    Lo importante es tomar de la moda lo que a uno le gusta y no sentirse presionada por lo que dice una mina en eslovenia jaja.

    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si las crocs son las peores sin dudaa, es cierto lo que dices de la moda, uno transmite como se siente con las cosas que lleva y esa es la imagen que transmite a los demás. Cariños.

      Eliminar
  3. a mi no me parecen feas, puede que este acostumbrada, porque acá todos las usan, los fashionistas y los no, es como usar hawaianas, y a mi parecer son las hawaianas más feas, nunca he podido usarlas fuera de casa :(.... yo creo que me compraré unas para la playita y esas cosas, me encantan que sean masculinas y me imagino que la variedad de colores que hay ahora les favorece :)

    ResponderEliminar